«Cuando leas esto, nunca más acariciarás a tu perro». «No creerás lo que ocurre cada vez que bebes un vaso de agua tibia». Acabo de inventarme esos titulares, pero si sospechas que ya has leído otros así, entonces has estado en presencia del famoso clickbait.  

La publicidad engañosa y los titulares sensacionalistas existen en los medios de comunicación desde hace muchos años, por ello no es sorprendente que se recurra a estas prácticas en la web y redes sociales. Pero, ¿en qué consiste exactamente y por qué tantos lo utilizan?

 

 

Descubre de qué se trata el clickbait en las próximas líneas y observa algunos ejemplos reales que seguro te recordarán tu experiencia en Internet. 

Actualmente, te encuentras todo tipo de contenido clickbait en la web, y su popularidad aumenta debido a que los usuarios están siempre en búsqueda de información atrayente. Sin embargo, se ha incrementado un mal hábito de leer noticias que suenan fenomenales, pero en los que su información no está comprobada o sustentada verdaderamente.

Pero no todo está perdido. Esta técnica puede ser útil si se emplea de la forma correcta (y te daremos algunos consejos más adelante). Ten en mente que satisfacer la curiosidad y búsqueda de información con datos reales y valiosos te ayudará a lograr no solo miles de clics, sino una verdadera interacción con el público. 

¿Para qué se usa el clickbait?

La finalidad del clickbait es generar la mayor cantidad de visitantes en una página web. Los títulos que se utilizan en la práctica del clickbait aprovechan la «brecha de curiosidad» del internauta, aunque no siempre logran satisfacer su necesidad, pues muchas veces la información puede resultar falsa o imprecisa.

Muchos sitios recurren a la práctica del clickbait con enlaces ambiguos y añaden en exceso imágenes, videos u otros elementos, pero sin información sustancial. En esencia, el clickbait o clickbaiting es una forma de conseguir visitas en una web; en una forma metafórica, sirve como «carnada para los peces».

Fuera del uso excesivo, el clickbait incluye un título con una descripción y contenido llamativo que sirve para causar una reacción provocativa, sensacional y controversial al visitante. Así, el «pescador» consigue su objetivo.

 

Aunque buena parte de las empresas aún piensa que alcanzar millones de clics es lo más importante para dar a conocer una marca o posicionarse en los buscadores, considera que a Google le importa mucho el contenido de valor. Si detecta que en tu página entran muchos usuarios, pero la abandonan casi de inmediato, entonces lo contará dentro del porcentaje de rebote

Y si bien el clickbait aumenta el tráfico web de cualquier sitio, la tasa de rebote o de salida pueden aumentar, lo que dará como resultado una casi nula permanencia real dentro de la página. Si lo ponemos sobre una balanza, son más los malos resultados que los buenos.

Tu empresa tiene el poder de decisión si quiere inclinarse a las técnicas de white hat SEO o black hat SEO. Solo recuerda que Google espera que le brindes contenido de calidad a los consumidores, y preferir una mala técnica de clickbait tarde o temprano terminará perjudicando la reputación de tu marca. 

Ventajas y desventajas de usar clickbait 

Las opiniones acerca del uso del clickbait están divididas. Así que te damos los pros y los contras de esta práctica para que puedas tomar la mejor decisión.

Ventajas de usar clickbait:

  • Despertar interés en los internautas para dar clic en un enlace a fin de que aparezca como resultado en los motores de búsqueda (SERP).
  • Aumentar clics (CTR) y, por tanto, generar mayor tráfico.
  • Mejorar el posicionamiento en la web y mantenerte en los primeros lugares.
  • Crear información con tendencia viral en redes sociales.

Desventajas de usar clickbait:

  • Generar inconformidad en los usuarios, pues cada vez son más aquellos que rechazan este tipo de práctica e, incluso, suelen reclamar por tener una mala experiencia en el sitio web.
  • Puede crear una alta expectativa que rebase el contenido ofrecido y desalentar al visitante.
  • Puede representar un branding negativo al vincular la imagen de la marca con titulares falsos o contenidos carentes de credibilidad.
  • No garantiza la permanencia en el sitio web para terminar de leer la información o explorar más allá en la página, y tampoco el regreso de ese usuario.
  • Puede causar penalizaciones en algunas plataformas. Facebook, por ejemplo, indicó que su red social cuenta con un sistema que identifica publicaciones «carnada», el dominio y las páginas de los que provienen, y por tanto tendrán menor prioridad en el News Feed.

 

Por parte de los internautas, en 2014 surgió Saved you a click. Es un movimiento en Reddit donde se comparten encabezados de tipo clickbait para que alguien más añada contexto. En pocas palabras, clarifica o desmiente el contenido. 

Página anticlickbait en Reddit: ¿Disney producirá las películas de estudio Ghibli?

Así, este hilo ayuda a conocer la información de las notas para que los usuarios no pierdan su tiempo en entrar y leerla. ¡Gracias por evitar más corazones rotos por culpa del clickbait mal empleado!

 

Ejemplos de clickbait 

Te presentamos las prácticas del clickbait en algunos casos reales: 

1. «Tras esto NO HAY VUELTA ATRÁS!!!!!!»

En YouTube abunda el clickbait, y para muestra este título que no te deja en claro de qué tratará el video. Sin embargo, los usuarios pueden sentirse atraídos por tantos signos de exclamación.

Ejemplos de clickbait en YouTube: «Tras esto no hay vuelta atrás»

Al entrar a ver el video te darás cuenta de que se trata de las primeras impresiones de un nuevo teléfono inteligente. Y aunque su contenido no pone en duda la credibilidad y no es engañoso, el título elegido podría crear más expectativas en los usuarios.

2. «Estudio demuestra que las playeras de rayas perjudican la salud»

Los peores títulos de clickbait son aquellos que descontextualizan la información. El siguiente encabezado llama la atención porque genera preocupación, sobre todo con un tema tan delicado como la salud. Al mismo tiempo, provoca inquietud por conocer de qué manera las playeras de rayas pueden causar tal malestar.

Ejemplos de clickbait: «Estudio demuestra que las playeras de rayas perjudican la salud»

Esto es lo que encontrarás al ingresar en el artículo:

 Ejemplos de clickbait: «Estudio demuestra que las playeras de rayas perjudican la salud»

El contenido carece de información sustancial y no podrás verificar su fuente de manera directa. El título lleva un tema general hacia un objeto (lo que causa la incomodidad son las líneas paralelas, no las camisetas de rayas), y desvirtúa así el valor de la información.

3. «Estas vasijas tienen algo escondido que te sorprenderá. Tan solo mueve la luz» 

Este contenido tiene un título engañoso y no ofrece nada a cambio al lector. Muchos usuarios podrían sentirse atraídos por saber qué es lo extraño en estas vasijas. Sin embargo, si deciden entrar al sitio, se llevarán una gran decepción, ya que solo se encontrarán con un párrafo y un enlace externo para ver el video en el que sí podrán observar lo prometido. ¿Lo peor? El vínculo no funciona.

Ejemplos de clickbait: «Estas vasijas tienen algo que te sorprenderá»

4. «¡10 costumbres en el mundo que no vas a creer que existen!» 

Este es un encabezado bastante común que genera muchos clics. No obstante, no tiene fuentes oficiales de donde provenga la información. Si bien pueden ser datos muy curiosos acompañados de fotografías, no hay algún enlace de contexto con el que se pueda verificar que todo lo que se expone en la nota sea real.

Ejemplos de clickbait: «10 costumbres en el mundo que no creías que existen»

5. «’Niño’ fumando en estadio NO era lo que parecía; TE SORPRENDERÁ»

Utilizar las tendencias para llamar la atención del usuario es común dentro de los medios digitales, como en este ejemplo: 

Ejemplos de clickbait: «Niño fumando en estadio no era lo que parecía»

El clickbait no siempre es sinónimo de mentira y aquí se puede comprobar. Este artículo contiene información real; aunque, después de todo, no es tan impactante como su título en mayúsculas.

6. «Datos muy horribles y perturbadores»

Sin duda, en la imagen de adelante no tenemos que hacer ningún tipo de descripción, pues verás tres títulos de clickbait clásico. La mayoría de nosotros (sí, incluyéndote) hemos caído en alguno de estos irresistibles encabezados redactados por los maestros del clickbait. 

Ejemplos de clickbait: «Datos muy horribles y perturbadores»

 

Aprende a usar clickbait sin engañar a la audiencia

No todo tiene que ser malo al usar clickbait. Para evitar defraudar a tus lectores con contenido que no atienda al encabezado y a las emociones proyectadas en él, conoce cuál es la mejor práctica sin caer en falsedades y utilizarla adecuadamente.

Crea un título atractivo y verdadero

Como ya lo has comprobado, el clickbait hace uso de títulos engañosos con la intención de solo conseguir un clic. Sin embargo, un título creativo que conecte al usuario con un contenido interesante hace toda la diferencia. 

Un título puede sorprender siendo realista y sin exagerar. Puedes utilizar plantillas para crear los titulares, pues así mantendrás una estructura específica y únicamente cambiarás las palabras de acuerdo con el tema.

Otras de las buenas prácticas que puedes emprender son: 

  1. Sé breve: Un título demasiado extenso no se visualizará totalmente y perderá efectividad. Puedes visualizar cómo se vería tu título en el SERP con esta herramienta de Moz. 
  2. Incluye números: «5 datos del inbound marketing que te harán alucinar». Usar números en los títulos crea un mayor nivel de atracción a los usuarios porque brinda información específica. Solo asegúrate de que en verdad le brindarás al público lo que le prometes.  
  3. Menciona fechas: Si estás hablando de un tema cuyo contenido pueda variar con el tiempo (por ejemplo, tendencias de diseño), incluir la fecha en el título puede ayudar al lector a entender que el contenido es fresco y, por lo tanto, relevante. 
  4. Realiza preguntas: Las preguntas suelen llamar la atención de las personas, pues ante un cuestionamiento es casi imposible que no deseen contestar o pensar en una respuesta. Por ejemplo: «¿Eres fanático del café? Este estudio te dejará boquiabierto».

Brinda contenido de valor 

Para ofrecer información acertada, piensa en lo que quiere tu audiencia y lo que desea encontrar. Pregúntate si tu encabezado corresponde al texto o contenido que entregas a cambio de un clic. Siempre evita las ambigüedades o descontextualizar la información.

Incluye enlaces internos

Para que cualquier artículo tenga seriedad y el usuario pueda creerlo, debe estar sustentado de investigación y enlaces a artículos o estudios donde se compruebe la veracidad de la información compartida. 

Si quieres llamar la atención de tu público, lo más recomendable es buscar datos importantes y que sean reales. Integra algunas imágenes, audios o videos que no solo que ilustren el tema, sino que sean útiles para el visitante.

Ofrece información nueva

Una de las mejores cosas que puedes hacer es aprovechar algún dato o noticia de novedad siempre que guarde relación con tu materia. Esto suele ser una buena forma de llamar la atención. Los usuarios son curiosos y qué mejor que brindarles información peculiar y novedosa.

Añade opciones para compartir 

Si ya estás listo para publicar, por último, asegúrate de que tu historia tenga opciones para que el usuario pueda compartirla en sus redes sociales o aplicaciones. Recuerda que si aquello que lee le agrada, probablemente deseará mostrarlo a alguien más, así que dale lo necesario para hacerlo fácilmente.

 

Como puedes darte cuenta, no hay nada de malo en describir el contenido de manera atractiva para generar curiosidad. La cuestión es saber cómo hacerlo para sacarle buen provecho.

La clave de un buen clickbait es lograr que el usuario mire el resto del contenido, por lo que deberás satisfacerlo con lo que realmente busca.

 

 
New Call-to-action

Powered by WPeMatico

Comenta activando la opción de publicar también en Facebook. Gracias

comentarios