Las empresas que cuenten con una plantilla de entre 50 y 100 trabajadores apenas cuentan con dos meses para aprobar sus planes de igualdad, una de las medidas del Gobierno de Pedro Sánchez para acabar con la discriminación y que afectaría a alrededor de 12.000 empresas españolas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

La medida sobre los planes de igualdad se aprobó hace tres años –el Gobierno dio de plazo hasta el próximo 7 de marzo para aprobarlos en las empresas de entre 50 y 100 trabajadores-, y busca identificar los retos en materia de igualdad dentro de los entornos laborales, como el llamado techo de cristal o la desigualdad salarial, para establecer un plan que solucione dichos problemas.

Durante 2021, las empresas que estaban obligadas a contar con sus planes de igualdad sufrieron un aumento considerable de sus inspecciones de trabajo, lo que resultó en un aumento del 329% en las infracciones, hasta las 163 solo por este motivo. En este sentido, cabe destacar que las sanciones contempladas por la ley van desde los 751 hasta los 7.500 euros.

Tal y como explican desde el Gobierno, el importe de las infracciones detectadas durante 2021 asciende a 324.771 euros, un incremento del 353% interanual. «Las infracciones afectan a 36.633 personas trabajadoras», añaden desde el departamento que dirige Yolanda Díaz.

¿Qué deben contener los planes de igualdad?

La elaboración de los planes de igualdad es obligatoria para las empresas que cuenten con 50 o más trabajadores, y será voluntaria para las demás empresas, siempre que se consulte a la representación legal de los trabajadores.

Además, contar con uno de estos planes de igualdad en tu empresa es importante si quieres optar a subvenciones públicas, ya que mejora la política de Recursos Humanos y puede prevenir la aplicación de sanciones por parte de la Inspección de Trabajo siempre y cuando, claro está, tu empresa cuente con 50 trabajadores o más.

Pero, ¿qué deben contener exactamente los planes de igualdad? En resumidas cuentas, se trata de elaborar una serie de medidas -después de realizar un diagnóstico previo- enfocadas a mejorar la igualdad de trato y de oportunidades entre hombres y mujeres, así como a eliminar la discriminación por sexo dentro de las compañías.

Como añadido a los planes de igualdad, y desde el pasado mes de octubre, la ley obliga a las empresas a tener un registro salarial de toda la plantilla, incluyendo a los directivos y los altos cargos. En este caso, el Gobierno también dio un plazo de seis meses a las empresas para cumplir con la legislación, que acabará durante el mes de marzo.

Problemas para cumplir con los planes de igualdad

Aunque se trata de una medida lógica para luchar contra la brecha de género que existe en algunas empresas, los planes de igualdad no serán sencillos de cumplir para algunas compañías de determinados sectores. Y no porque no quieran…

En este sentido, las empresas tecnológicas son de las más afectadas. Aunque actúen con buena voluntad, algunas están experimentando serias dificultades para “encontrar a mujeres con perfiles técnicos que se ajusten a las necesidades de la compañía”, tal y como explicaba Juan Vera, director ejecutivo de Edosoft, en un artículo de EMPRENDEDORES.

Powered by WPeMatico

Comenta activando la opción de publicar también en Facebook. Gracias

comentarios