De manera habitual, los nuevos perfiles profesionales nacen de una necesidad del mercado. En este sentido, si 2021 ha sido un año de reinvención para casi todos los emprendedores, las grandes compañías no se han quedado atrás, y ya han comenzado a aplicar algunos cambios en su perfil de directivo para adaptarse al nuevo ecosistema en 2022.

Los estudios realizados durante la última parte del año muestran una clara tendencia en este apartado. Las grandes compañías cotizadas en los principales índices mundiales están renovando sus cúpulas, buscando un perfil de directivo más adaptado a los cambios tecnológicos.

Además, las grandes compañías del mundo -también las españolas- han dejado de mirar fuera a la hora de contratar nuevos directivos, y optan cada vez más por ascender al talento interno. Uno de los ejemplos más recientes es el caso de Inditex, que en abril relevara a Pablo Isla en favor de Marta Ortega y Óscar García Maceiras, que hasta ahora ocupaba el cargo de secretario general.

El nuevo perfil de directivo en las grandes compañías del mundo

La principal novedad en el perfil de directivo que las grandes compañías están incorporando es su enfoque. Contra el tradicional directivo gestor o el experto en gestión de crisis que ha triunfado durante la pandemia, las multinacionales están mirando hacia profesionales que ya hayan dirigido equipos con éxito dentro de la compañía.

Además, algunas grandes compañías están optando por un nuevo modelo de dirección, incorporando a dos consejeros delegados a sus plantillas. Es el caso de Netflix, que ha sumado el talento de Ted Sarandos, hasta ahora director de contenidos, a la dirección ejecutiva de Reed Hastings; o Salesforce, donde Bret Taylor y Marc Benioff comparten el cargo de CEO.

Sin embargo, este nuevo modelo también puede tener sus complicaciones. “Es indudable que cuatro ojos ven más que dos, pero la bicefalia exige un nivel de confianza, complementariedad y respeto enormes entre los dos ejecutivos y, si hay una batalla de egos, es inasumible”, explica un experto en El País.

Por último, el nuevo perfil de directivo en las grandes compañías mundiales se caracteriza por una orientación clara hacia la tecnología. En algunos casos, esta aptitud viene dada con la edad, ya que muchos de los nuevos nombramientos responden a un relevo generacional, como en el ya mencionado caso de Inditex. En otros, el cambio responde a una situación de mercado donde el uso de tecnologías como el machine learning, el big data o la Inteligencia Artificial se han vuelto imprescindibles para sobrevivir.

Las grandes compañías tecnológicas también cambian a sus directivos

Jeff Bezos ha sido el gran cambio en la cúpula de las grandes compañías durante 2021

Esta renovación del perfil de directivo en las grandes compañías también ha llegado a Silicon Valley. Así, el último CEO en abandonar su sillón ha sido Jack Dorsey, fundador de Twitter, que deja su despacho en favor de Parag Agrawal (hasta ahora director de tecnología) alegando un mayor interés en sus nuevos proyectos, como la fintech Square.

Con el mismo motivo, el mayor cambio en un equipo directivo de las grandes compañías durante 2021 ha sido el protagonizado por Amazon. Jeff Bezos dejó el sillón de CEO del gigante del comercio electrónico para ser sustituido por Andy Jassy, hasta el momento máximo responsable de su división de servicios en la nube, Amazon Web Services.

Aunque Bezos también argumentó su salida alegando su interés por triunfar en la batalla por el turismo espacial, lo cierto es que el cambio de dirección en Amazon guarda grandes similitudes con las transiciones en el resto de grandes compañías. Por un lado, la necesidad de dar un nuevo enfoque a sus proyectos y, por otro, la obligación de orientarse aún más hacia la tecnología.

Powered by WPeMatico

Comenta activando la opción de publicar también en Facebook. Gracias

comentarios