Buscar entre los anuncios, preguntar con tus conocidos, pedir referencias… Son muchos los pasos que te llevan hacia el trabajo que deseas, pero puedes tener éxito de una manera más fácil.

El secreto está en la creación de un curriculum vitae que resalte tus capacidades y en que redactes una carta de presentación laboral que te ayude a sobresalir.

 

 

Aquí verás cómo lograr que este documento dé una impresión sobresaliente en el área de Recursos Humanos. Ten en mente que 63 % de los reclutadores piensa que su mayor problema es no encontrar candidatos aptos. Es el momento de demostrar que tu candidatura sí es ideal.

 

¿Qué es una carta de presentación laboral?

La carta de presentación es un documento que acompaña al currículum para ofrecer tus servicios profesionales a una organización. Puede ser como respuesta al anuncio de una vacante, para solicitar empleo de forma espontánea o para pedir que tu perfil sea considerado en el futuro ante la posibilidad de una vacante abierta.

La carta de presentación sirve como una introducción breve al curriculum vitae para manifestar tus capacidades, tu personalidad y, en especial, tu experiencia laboral, a fin de que generes expectativas favorables en el área de reclutamiento y así consolides tu candidatura.

La importancia de una buena carta de presentación laboral      

La carta de presentación es más que un requisito formal: es una pieza clave para mejorar tus posibilidades en el proceso de selección. Te ayuda demostrar que tienes el perfil profesional ideal para ese cargo de una manera más cercana, personal y sincera.

Por tanto, realizar una buena carta de presentación te ayudará a destacar del resto de los aspirantes, ya que la mayoría se concentrará en enviar tan solo su CV y un mensaje breve como: «Me interesa el puesto de diseñador. Dejo mis documentos. Muchas gracias».

¡Marca la diferencia con los consejos que vienen a continuación!

Lo primero que debes saber es que la carta se redacta en una sola página y su estilo es profesional. Utiliza la primera persona en singular para dar un enfoque auténtico.

¿Estás listo? Comencemos.         

1. Elabora un encabezado de carta formal

Comienza por anotar los datos de lugar y fecha; luego añade el nombre de la empresa o institución, y el nombre y cargo de la persona a quien va dirigida. Cuando desconozcas quién encabeza el reclutamiento, puedes utilizar «A quien corresponda», pero lo más recomendable es que tenga un destinatario en particular.          

2. Brinda una introducción amable

No hay mejor manera de iniciar una charla que con un saludo agradable, que no sea demasiado formal o extenso. Basta con: «Licenciada Georgina Lara: Me complace saludarle…».             

3. Preséntate

Nunca olvides dar tu nombre y apellido, además de mencionar los documentos que adjuntas a la carta (como tu currículum, demo reel, portafolio o book).         

4. Explica el motivo de tu carta 

Después de presentarte, enuncia el motivo por el que envías tu currículum. Puede ser en referencia a un anuncio de empleo, para saber si existen vacantes disponibles o pedir ser considerado en un proceso futuro de reclutamiento.     

5. Ofrece tu descripción laboral

Es momento de describir lo mejor de ti, así que explica brevemente tu trayectoria, tu personalidad y tus habilidades.

En esta parte del escrito debes justificar la petición de empleo al explicar tu experiencia profesional. Ofrece ejemplos de tus capacidades, las funciones que sabes realizar y las metas que has logrado.     

Piensa como un reclutador al redactar esta sección, en tanto que esa persona está en búsqueda de quien tenga una experiencia laboral relevante para el puesto. Si recién saliste de la universidad, ¡no desesperes! Resalta tus conocimientos y desempeño en las actividades escolares.

6. Explica por qué quieres formar parte de la organización

Expón tus motivaciones para ingresar a la empresa y demuestra tus conocimientos sobre ella. Después de indicar el área de tu interés o el puesto a cubrir, explica por qué eres el candidato ideal.           

En estas líneas debes decir por qué te gustaría integrarte a su equipo de trabajo y cuáles son las cualidades que te atraen de la compañía. Utiliza estas preguntas:

  • ¿Por qué te interesa trabajar en esa empresa?
  • ¿Qué puedes aportar?
  • ¿Por qué deben elegirte?

7. Demuestra interés en un seguimiento

Antes de concluir tu carta, muestra interés por concertar una cita de entrevista.     

No dejes lugar a dudas, pues muchos candidatos cometen el error de no ofrecer su tiempo para el paso siguiente en la contratación. 42 % de los reclutadores piensa que buena parte de los candidatos no responde los correos ni las llamadas, así que es mejor que transmitas confianza.   

8. Despídete y deja tus datos de contacto

Escribe una despedida cordial e indica que anticipas una respuesta. No olvides mencionar tus datos de contacto: tu nombre, correo electrónico y número móvil son datos elementales hoy en día, aunque también puedes dar un número de teléfono fijo o tu dirección postal.
 

Ejemplo de una carta de presentación laboral 

Qué mejor forma de realizar tu carta que con un ejemplo. Aquí verás una muestra, a la que podrás hacer algunos cambios para que refleje tu estilo particular:

 

(Ciudad y fecha)

(Empresa)

(Nombre y título de la persona a quien te diriges)

(Puesto)

Estimada/o (nombre):

Me complace saludarle. Soy (tu nombre completo) y me dirijo a usted con motivo de la vacante publicada en (medio por el cual te enteraste del empleo). Por medio de la presente le expreso mi deseo de trabajar en (empresa) en (área), razón por la cual adjunto mi currículum (y otros documentos, en caso necesario) para ser sujeto a consideración de la vacante de (puesto).

Soy un profesional (enfoque de tu trabajo). Mi experiencia a lo largo de (cantidad) años me ha otorgado la satisfacción de (un logro educativo y un logro profesional).

Me interesa trabajar en (empresa) donde podré ofrecer mis conocimientos en (especialidad con un objetivo específico). Entre las funciones que soy capaz de realizar están (hasta 3 de tus funciones). Mi fortaleza radica en (agrega una de tus habilidades de trabajo en equipo, liderazgo y proactividad).

(Empresa) es reconocida por su liderazgo en (sector), especialmente por su enfoque en (tipo de proyectos), en lo que tengo especial interés por (motivo). Me gustaría tener la oportunidad de desempeñarme como (puesto) y así brindar resultados de calidad a corto y largo plazo para la empresa y sus clientes.

Estoy a su disposición para conversar en más detalle, por lo que espero me conceda la oportunidad de una entrevista.

Muchas gracias por su atención. Quedo al pendiente de su respuesta.

Atentamente:

(Tus datos personales: Nombre, correo electrónico y teléfono, preferentemente móvil).
 

Errores que debes evitar en tu carta de presentación 

Aunque eres libre de modificar el texto anterior de tal manera que refleje lo que tú quieres, ten en cuenta estos errores comunes:

  1. Ofrecer demasiada información. Sé claro, breve y directo, así que no excedas la cuartilla de extensión. Respecto a la redacción y la composición de los párrafos, escribe frases cortas. 
  2. Resumir tu currículum. Aunque es un documento que guarda relación con el CV, no lo sustituye. Por el contrario, es el medio para que despiertes el interés del reclutador por saber más de ti.
  3. Dar características o datos falsos. Es mejor que mantengas la sinceridad. En caso contrario, puedes tener problemas en las fases siguientes del reclutamiento o ya en el trabajo (y eso no se verá bien en tu historial).
  4. Enviar copias. Puedes utilizar el apoyo de plantillas siempre y cuando redactes el contenido con tus propias palabras. Aunque esta sea tu base para elaborar las cartas de presentación para otras vacantes, nunca envíes una copia a todos por igual. Recuerda que el trato personalizado y una atención apropiada serán un diferenciador.
  5. Cometer faltas ortográficas y de redacción. Comunicar un mensaje requiere de formas eficaces y una de ellas es respetar las reglas ortográficas y de redacción, así que revisa que las palabras y la puntuación sean correctas.
  6. Abusar de los adjetivos calificativos. Evita muestras de gratitud reiterativas o adulaciones hacia ti o al remitente con calificativos como: excelentísimo, sumamente agradecido, sobresaliente, entre otras.

Como un último consejo, no olvides que realizar un buen CV avala la descripción que ofreces en tu carta. Todo documento que envíes es un reflejo de ti, por eso es importante que cuides bien cada detalle.

 

 
Búsqueda Empleo

Powered by WPeMatico

Comenta activando la opción de publicar también en Facebook. Gracias

comentarios